¿Por qué la mosca de la fruta?

La Drosophila melanogaster (mosca de la fruta)

Drosophila melanogaster (Mosca de la Fruta)  es lo que en ciencia se conoce como un organismo modelo, lo cual nada tiene que ver con ser un insecto ejemplar, sino que se refiere a que es un organismo ideal para realizar determinados estudios de investigación en un laboratorio. La mosca de la fruta es un modelo excelente para realizar estudios en genética y grandes avances científicos se han conseguido gracias a esta pequeña mosca.

Drosophila melanogaster posee características que la hacen adecuada para estudios genéticos y evolutivos. Es un organismo pequeño, fácil de mantener y de manipular en el laboratorio. Es sencillo de criar y se reproduce rápidamente pudiendo obtener varias generaciones en un espacio corto de tiempo. Al ser pequeñas, miles de individuos pueden conservarse en un espacio reducido, pudiendo guardar el equivalente en número a la población entera de Madrid o Barcelona en una cuantas bandejas del laboratorio! Además, se conoce su genoma, que fue secuenciado en al año 2000, y posee cierta similitud con el de humanos.

Por todo ello, la mosca de la fruta acumula miles de investigaciones realizadas a sus espaldas así como importantes galardones y reconocimientos científicos contando con hasta 5 premios Nobel!

La pequeña mosca de la fruta es originaria de África, al igual que el hombre, pero en la actualidad se encuentra en todo el mundo, al igual que aquél. Drosophila se localiza fácilmente en la naturaleza y en todos los ambientes haciéndola la candidata ideal para investigaciones en genómica de la adaptación.